Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

martes, 26 de agosto de 2008

"EL PRINCIPAL PROBLEMA DE LA VIOLENCIA Y LA IMPUNIDAD EN MEXICO ES QUE LAS HEMOS PERMITIDO."

El pasado 4 de Junio el joven de 14 años Fernando Martí, fue secuestrado. A casi dos meses del secuestro y después de haber pagado la cantidad exigida el cadáver de Fernando fue hallado en la cajuela de un vehículo robado.

Este suceso ha indignado a todos los mexicanos, pues vivimos a merced de la inseguridad y la violencia en un país que no nos brinda la protección y la tranquilidad que necesitamos. Según un estudio sobre el secuestro presentado por la organización Pax Christi, con sede en Holanda, México ocupa el primer lugar a nivel mundial con un promedio de tres plagios al día siendo las principales víctimas los empresarios y la clase media.


Ante esta realidad es evidente que las autoridades no están cumpliendo con sus funciones y en este reclamo me uno a la voz del padre de este joven inocente quien expresó ante todos los funcionarios públicos del país reunidos en el Consejo Nacional de Seguridad: “que renuncien a sus cargos si no son capaces de combatir el delito y restablecer la seguridad en el país”, “también es corrupción ocupar un cargo y no hacer nada”.


El principal problema de la violencia y la impunidad en nuestro país es que las hemos permitido; y en esto es importante recalcar que los ciudadanos somos tan culpables como las autoridades, el callar y tolerar la corrupción o caer constantemente en ella está dando como resultado una sociedad que la convierte en un estilo de vida.

Es cierto, indigna que los funcionarios que ocupan cargos importantes para el funcionamiento de nuestra nación no sean gentes honestas, preparadas y con valores éticos y de responsabilidad; pero mas me indigna que los ciudadanos tampoco lo seamos. Es triste ver que ya no hay respeto hacia los demás y lo que es del otro, la famosa “ley de la selva” se ha vuelto la justificación a nuestras malas acciones, y no nos damos cuenta que esto nos vuelve tolerantes a las circunstancias indebidas. Cada vez que alguno de nosotros permite una mala acción la aprueba y se convierte en cómplice de esta; y por lo que las circunstancias nos demuestran al parecer no estamos dispuestos a acabar con ella.

Es preocupante observar que ya se nos hace difícil distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, se habla de que los valores cambian con el tiempo… y yo pregunto ¿ahora cuáles serían nuestros valores como sociedad? ¿La corrupción, la violencia, el ventajismo, la mentira, la extorsión?



El Próximo 30 de agosto se llevará a cabo la marcha “Iluminemos México” para expresar nuestra inconformidad ante la inseguridad, debería de ser la última; si realmente queremos cambiar las cosas debemos de empezar viviendo de forma correcta no permitiendo la corrupción, no utilizándola como un medio de vida y exigiendo no solo a las autoridades sino a todos los ciudadanos que actuemos debidamente; cuando cobremos conciencia de que nuestras acciones tienen consecuencias; ese día les aseguro se terminará la inseguridad.

Un beso a todos.

Les dejo estos links de las ultimas noticias sobre el secuestro y el asesinato de Fernando Martí, así como este video que me ha parecido de los mas geniales que se utilizaron en la Campaña contra la corrupción en México... y es que creo que muchos de nosotros estamos ejemplificados perfectamente en él... TE RECONOCES???

Alejandro Martí narra plagio de su hijo





ESTE ARTICULO SE PUBLICO EN LA PAGINA BOTTUP-PERIODISMO CIUDADANO Y EN EL DIARIO DE YUCATAN.

12 comentarios:

Ben dijo...

Mi querida Mariluz. En México la inseguridad no sólo proviene de los secuestradores y criminales, proviene de todos los ciudadanos que no respetan las leyes (desde las de tránsito hasta las que condenan el asesinato) La sociedad mexicana se ha acostumbrado a la falta de derecho que es normal el incumplimiento de las reglas. Las cosas no cambian desde arriba. Las cosas se arreglan desde la casa. Nunca cambiaremos hasta que TODOS los mexicanos aceptemos nuestra propia culpa. Es difícil, pero yo tengo esperanza. Suena como un sueño, pero a estas alturas ese es el único sentimiento que me queda por mi país.

Un beso desde el exilio.

senovilla dijo...

Leer lo que cuentas, da RABIA y coraje.

Algún día todo tendrá que cambiar.

Saludos.

Monica Alvarez dijo...

Hola Mariluz:
el secuestro es otra de las lacras de nuestra sociedad latinoamericana,aunque debo reconocer que este tipo de delito en Chile,afortunadamente no ha prendido.Sin embargo uno lee los que se producen en Argentina,en Colombia y lo que tú cuentas de México.
Acá en Chile,la inseguridad de las personas se da a nivel de asaltos a los hogares y a las personas para robar,también el aumento de la droga y el narcotrafico y la violencia intrafamiliar y femicidios particularmente.Todo ello nos habla de que algo anda mal en nuestra sociedad.Los jóvenes marginales no quieren trabajar formalmente porque el micro tráfico les reporta mayores ganancias.
Es duro reconocerlo pero estamos ante sociedades en la cuales los antivalores están ocupando espacios y tenemos que hacernos cargo de ello.
Un abrazo desde Chile

Doncel dijo...

Amiga Mariluz:
Hace unos días ví en las noticias, al presidente de Méjico hacer unos comentarios sobre la seguridad en Méjico, creí entenderle, que ya, empezaba a cambiar para mejor, este tema en vuestro país.
¿será cierto..?
¡Ojalá sea así !

Un abrazo

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Me tocó leer en otro Blog acerca de este alevoso crimen en donde la violencia y la falta de escrúpulos en el nivel más básico se hacen patentes.

¿Qué hacer? ¿Militarizar la seguridad pública, como pretende hacerlo Berlusconi en Italia? No digo que el remedio sea peor que la enfermedad...pero dentro de un Estado de Derecho, no podemos caer en las mismas malas artes de quienes lo infringen.

Hay autoridades que, en efecto, no cumplen con su trabajo con el celo requerido...pero hay quienes hacen todo lo posible con los recursos que disponen y en buena lid. También hay responsabilidad dentro de la ciudadanía, muy cierto...pero en vez de buscar culpables y lapidarlos o auto-flagelarse, es tiempo de actuar.

No hay que perder la fe en el ser humano...que sea la luz suficiente para cegar a los malos elementos; actuemos con fe ante ello, con la convicción más pura y diáfana. Saludos afectuosos, de corazón.

esteban lob dijo...

Hola Mariluz:

¡Es para quedar anonadado!


Como dice mi compatriota Mónica Alvarez más arriba, en Chile no hemos llegado a esos extremos, pero no hay que confiarse.

Abrazo.

Telefono Azul dijo...

Aquí en Venezuela está pasando, secuestros de cualquier tipo a cualquier hora. Es espantoso.

Oración:
Señor Dios, ten misericordia de este pobre mundo.

Frank Morris dijo...

Asi es, la corrupcion es un mal que genera otros

Saludos

Chela dijo...

Todos los temas de la corrupción y de la violencia contra las personas (secuestros, atentados, crimenes, explotación...) me sublevan. Desgraciadamente van en aumento y no somos capaces de ponerles remedio.

Y me parece muy grave la corrupción política y de la administración, porque si quienes nos gobiernan no nos protegen estamos totalmente indefensos. Solo nos queda manifestarnos constantemente y denunciar los abusos.

Un fuerte abrazo y gracias por tus visitas.

SAFIRO dijo...

Se ve cada cosa, Mariluz, y hay que escuchar tantas necedades de parte de quienes debieran dar las soluciones.
El problema grave es cuando ya se toman como cosas corrientes y cotidianas y se terminan por acostumbrar a vivir de esa manera.
No hay que dejar de gritar!
La escala de valores se dió vuelta hace rato y se necesita de mucha fuerza y unión para volver las cosas a su sitio.
Tengo esperanzas y quiero creer que es posible.

Un fuerte abrazo, amiga y yo también estoy volviendo.

Besos!

senses or nonsenses dijo...

la corrupción está en todas las estructuras sociales. siempre me gusta pensar que nos merecemos mejores políticos, pero las pequeñas corruptelas están en todos los estamentos públicos y privados.

un abrazo.

Alicia dijo...

Siempre me digo si somos más los que queremos el bien ¿Por qué pareciera triunfar el mal?
Te felicito por lo de tu sexto lugar; me llena de alegría.
Un abrazo amiga y gracias por estar