Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

lunes, 15 de septiembre de 2008

LA PATRIA ES MUJER...NO CABE DUDA.


La patria es mujer… no cabe duda. Su espíritu fuerte, protector y capaz de sobrellevar cualquier situación por dura que sea no la salvan de ser vulnerable, poco respetada y subestimada. No pide la opción libre de abortar al hijo no deseado, pues amorosa y sabia decide que todos deben serlo, los leales, trabajadores, honestos y luchadores, pero también lo son los malos, los corruptos, los ventajistas, los que la mancillan, la humillan, le roban y la maltratan; todos, sin excepción están a su cobijo. A todos les brinda un hogar, una identidad, una nacionalidad, y otorga opciones de una vida digna siempre en su regazo, por que ella tiene todo para ser grande, y da todo a sus hijos para que sean grandiosos si así lo desean.

Tal vez sus hijos no aprenden a conocerla por que no es tarea fácil conocer a una mujer. Todo lo que su ser encierra suele ser misterio, que se desvela para el que con ojos de amor sincero y honesto la descubre; en su afán de obtener de ella lo que su naturaleza posee para nuestro crecimiento, por que su función en la vida es alimentar nuestro espíritu, para lograr ser mejores cada día de nuestra existencia.

Muchos tratan de callarla y usarla, intentando distorsionar su imagen y aspiraciones, vendiéndonos ideas locas de necesidades que no son ciertas para cumplir caprichos de poder y ambición, olvidando que no es solo de algunos, pertenece a todos.

En nuestro pasado un sin fin de héroes lucharon y murieron por ella, por que lograron mirarla y descubrirla en su totalidad. Es una mujer por la que vale la pena dar la vida, por que siente y sufre nuestras circunstancias que en la actualidad son infinitas y dolorosas.
Pero actualmente es una realidad que nadie la defiende, nadie habla de ella, o peor aún, todos se avergüenzan de su situación.

Al pasar de los años su rostro se mira cansado, ha dado todo y no ha recibido nada; se le observa desprotegida, sola y preocupada ante la indiferencia de sus hijos, de su apatía y desgano; le inquieta el futuro que se vislumbra incierto. Y sin embargo se mantiene en pie, dispuesta a todo, a creer en sus hijos, en aquellos que conservan su espíritu lleno de valores patrios, que visten de héroes pasando inadvertidos en la multitud corrupta que se vive a diario, es en ellos en quien confía, aunque de todos espera, por que como mujer intachable perdona y su intuición le dice que hay seres valiosos y que jamás pierda las esperanzas.


Un beso a todos.


* Los años 60 tuvieron como imagen de los libros escolares esta pintura llamada La Patria, de Jorge González Camarena

En 1959 por decreto del presidente Adolfo López Mateos, se creó la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), cuyo objetivo fue editar y distribuir libros escolares para todos los niños que cursaban la primaria.

En esa época la educación no tenía los mejores resultados: de cada mil niños que ingresaban a la primaria, 866 desertaban antes de terminarla. De los 58 que cursaban la secundaria, sólo la concluían 12. A la educación superior se registraban seis y no terminaban cinco. En ese contexto fue hacia 1960 cuando se entregaron las primeras ediciones de LTG.

Con la celebración del 150 aniversario de la Independencia de México y el 65 de la Revolución Mexicana, surge la idea de retomar estos acontecimientos y plasmarlos en las primeras portadas de los libros.

Esta propuesta fue entregada al escritor Martín Luis Guzmán, empresario del ramo editorial y nombrado director de la Conaliteg, quien convocó en 1960 a grandes muralistas como: David Alfaro Siqueiros, Roberto Montenegro, Raúl Anguiano, Alfredo Zalce, Fernando Leal, José Chávez Morado, entre otros, a quienes les propuso pintar cuadros con características específicas referente a los símbolos patrios o pasajes de la historia.

La primera obra que llegó a manos de los niños mexicanos fue la de Alfredo Zalce, la cual retrata al pueblo armado dispuesto a la lucha por un cambio, nos muestra también un campo productivo y una industria floreciente.

Dos años después se decide modificar estas portadas con una obra de Jorge González Camarena: “La Patria”, originalmente un óleo sobre tela, de 120 x 160 centímetros, realizado en 1962 que muestra una figura materna, una mujer protectora, fuerte, que tiene los brazos abiertos y al mismo tiempo es cobijada por las alas del águila mexicana, la bandera tricolor de nuestro país y en una mano sostiene un libro en donde se desprende la sabiduría para el pueblo.
El cuadro de “La Patria” deja ver el mestizaje puro de la mujer indígena en donde González Camarena tuvo de modelo a una tlaxcalteca.

Esta imagen se mantuvo vigente durante diez años y se editaron 400 millones de ejemplares.

“La Patria” es una alegoría que pretende sintetizar los tres tiempos de la nación mexicana: presente, pasado y futuro. La mujer, de tez morena para representar al elemento indígena, sostiene en la mano izquierda el asta de la bandera nacional y con mirada altiva nos conduce al futuro promisorio del país. A un lado, las figuras colosales del águila y la serpiente hablan del origen mítico de la nación. Con la mano derecha porta un libro abierto, que es el emblema de la educación. Detrás de la mujer se ven varios elementos que hablan de las riquezas productivas y culturales del país: frutos de las regiones agrícolas del país (plátanos, elotes, trigo, cacao, duraznos, mandarinas, etcétera); la arquitectura griega y mexica representan el legado histórico y cultural, el templo y las espadas coloniales comentan el pasado colonial. González Camarena muestra imágenes de progreso económico en la industria que emerge entre relámpagos”.

La mujer que posó como modelo para esta pintura fue Victoria Dorenlas, quien también personificó otras obras de González Camarena, entonces de 19 años, originaria de Tlaxco, Tlaxcala.

Jorge González Camarena le propuso que fuera su modelo, para esto ella tenía 18 años y le contó su situación; resultó que siendo adolescente se casó con un pistolero al servicio de “un notable político” del Estado de Hidalgo, pero era un hombre brutal, salvaje pues cuando se tenía que ausentar por el trabajo descargaba su pistola a los pies de la pobre chica que saltaba para que no le tocara una bala. Esa era la forma que tenía ese sujeto para que la muchacha se hiciera a la idea de lo que le pasaría si la encontraba con otro.
“Olvídese” dijo la muchacha al pintor González Camarena “si mi marido descubre que estoy posando para usted, al día siguiente habría dos entierros".

A pesar de ser casada, González Camarena la cortejó insistentemente sin obtener respuesta favorable de la bella mujer.

Victoria Dorenlas era mesera de un bar a donde acudían pintores e intelectuales de la talla de Diego Rivera y hay quien cuenta que el apellido real de Victoria era Dorentes o Dorantes. y no “Dorenlas”. Este apelativo se lo inventó Rivera cuando en una ocasión tímidamente se acercó al pintor y le mostró algunos de sus dibujos. Rivera, soló rio y dijo: “Míren a la Doré”, (aludiendo a Gustav Doré) “Esta va a ser la Dorenlas”.

González Camarena vigilaba con peligro de su vida y hasta de la joven las salidas y entradas del pistolero para convencer a la joven ¡Todo fuese por el arte!. Hasta que un día vio que en la casa donde vivía la joven había un velorio lo primero que pensó que aquel barbaján había matado a la joven en una de sus danzas macabras a base de descargas de pistola, pero no el difunto era el marido. González Camarena respetó el luto durante cuarenta días y volvió a la carga, hasta convencerla de que fuera su modelo y amante, fue así como figuró como “LA PATRIA” en los libros de texto de todo México y ademas, internacionalizando su imagen en el mural “Integración latinoamericana” que pintó en el interior de la Universidad de Concepción, en Chile, por encargo del Presidente Gustavo Díaz Ordaz, inspirado en el poema de Pablo Neruda titulado “Canto General”.Jorge González Camarena, artista jaliciense fue subyugado obsesivamente por la sensual belleza indígena de Victoria y la pintó y dibujó frenéticamente en óleos, tintas, estudios, bocetos, retratos, murales, proyectos, y carteles, sin darse más tregua que la necesaria para amarla carnalmente.

En 1972 la imagen de Victoria Dorenlas fue retirada de la portada de los Libros de Texto Gratuitos de educación primaria y se volvió a imprimir en los polémicos libros de Historia en 1992 durante el gobierno de Ernesto Zedillo, pero ni en la primera ni en la segunda época en que aparece en la portada de los libros de texto, se hace señalamiento alguno a la modelo que de alguna manera está emparentada con la bohemia artística del México en el que habitaron mujeres compañeras de grandes pintores como Frida Khalo con Diego Rivera, Nahui Hollín con Gerardo Murillo (el Dr. Atl), Tina Modotti con Javier Guerrero.
No se puede precisar cuál es o fue el destino de Victoria Dorenlas, se llegó a decir que separada de González Camarena fue compañera del escultor, pintor y poeta Cutberto Escalante con quien vivió en San Martín Xaltocan, Tlaxcala, aficionada al alcohol, hasta morir víctima de cirrosis después de una glamurosa vida en Paris.

El 12 de octubre de 1992, se canceló una serie postal en la que Victoria Dorenlas ilustra uno de los timbres que forman la serie titulada “La cultura humana” tomando la imagen de un mural que se encuentra en el Museo Nacional de Antropología e Historia de la ciudad de México.En esta ocasión Victoria aparece centralmente, al lado de otras mujeres pertenecientes a distintas razas indígenas en el mundo, completamente desnuda, con un tocado en la cabeza.El timbre se vendió en 7 mil pesos de ese tiempo (7 pesos actuales) y prácticamente fue acaparado por los coleccionistas. Tampoco en esta ocasión se hizo señalamiento alguno a Victoria Dorenlas, ni su nombre, ni su origen, ni su vida.


Jorge González Camarena nació en Guadalajara, Jalisco en 1908. En 1918 se trasladó a la ciudad de México en donde terminó la primaria ingresando despues, simultáneamente, a la Preparatoria y a la Escuela Nacional de Artes Plásticas siendo sus maestros Mateo Herrera y Francisco Díaz de León. En 1925 el Dr. Atl lo seleccionó para ilustrar su obra "Las iglesias de México". Vivió en Huejotzingo en 1932 y 1933, donde restauró, comisionado por la Dirección de Monumentos Coloniales, los frescos del convento del siglo XVI. Trabajó en dibujo publicitario, pero en 1940 empezó a desarrollar su talento de pintor. Pintó numerosos murales que le dieron prestigio como su obra titulda México que se encuentra en el vestíbulo del edificio del Seguro Social, otros en el Museo de Historia, en Chapultepec y en el Palacio de Bellas Artes. Realizó además monumentales grupos escultóricos en distintos lugares de la República. Sus pinturas de caballete, impecables la mayoría, son ilustrativas del México indígena.





11 comentarios:

El Abuelo Francis dijo...

No cabe duda , mi querida y estimada Mariluz; que la Patria es MUJER, una mujer llena de amor por sus hijos tal cual la retratas tú con tu maravilloso don de la escritura.

Te quiero Mariluz, y a toda tu hermosa familia.

Un beso desde Chile

Jesaal dijo...

Querida amiga. tienes un Premio en mi Blog.
Jesús

senovilla dijo...

Si señor, la Patria es ESA MUJER que todos quieren y desean.

Saludos.

Sonrisa de luna dijo...

y yo añadiria la mujer lo es todo, jajajajaaj ale ahi queda eso que no es casi na, jajajajajajaj
besitos cielo y que tengas un mu buen dia, noche y demas, muackkkkkkkkkkkkk

Sergio dijo...

Muy buena narrativa sobre la Patria y si de acuerdo debe de ser mujer.

Saludos

Rahulig dijo...

¡Hola! Mariluz, encontré tu blog leyendo el de Angela y me ha parecido de lo mejor, felicitaciones.

Tienes razón la Patria en una mujer, por eso la llamamos Madre.

Saludos desde Colombia.

Martha Colmenares dijo...

He seguido con interés tu espacio. Me parece excelente, merecedor del premio “Corona de diamantes al mejor blog”. Está reseñado por este link:
http://www.marthacolmenares.com/2008/09/19/corona-de-diamantes-y-mas-brillantes/
Mis saludos desde Venezuela, Martha Colmenares

BETTINA PERRONI dijo...

Tremenda labor de investigación que compartes aqui Mariluz!!!.... excelente rescatar esta información y compartirla con las nuevas generaciones de Mexicanos y con amigos de nuestra patria. Mirar nuestra historia nos hace valorarla porque, con sus "pros y contras" es justamente el proceso evolutivo de nuestro pais.... hay datos que desconocía. Poca información se encuentra sobre esos detalles que con tanta precisión traes a la luz.

No quisiera comentar sobre el sistema educativo en México, no esta vez pero, si algo que puede enriquecer a un pueblo es rescatar su propia identidad cultural y en ello, México es de los países que promueve con orgullo sus raices. Como comentó por ahí algún amigo bloggero... No solo México sino América Latina darán un paso seguro hacia el futuro trayendo como estandarte la identidad cultural... y yo pienso que el patriotismo no significa la adoración a una bandera, pero si la valoración y orgullo de todos los elementos culturales e históricos que forjan el carácter de un pueblo.

Como siempre, leerte nos enriquece.
Un fuerte abrazo Mariluz! :)

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

No publicas muy seguido...pero cuando lo haces, vas con todo.

A la Patria se le quiere como se le venera a una madre...por eso es que son cariños equivalentes ya que, por ejemplo, para una madre no hay hijo malo (aunque algunos de éstos los sean).

Interesante historia la del óleo de González Camarena. Y sorprende aún más la experiencia de vida de la que fue su modelo. Más aún, la conexión que hay con Chile y esos maravillosos murales existentes en Concepción.

Lo justo, más allá del recsate histórico que haces, sería que de modo institucional se hiciese un reconocimiento a Victoria, ¿no? Saludos afectuosos, de corazón.

esteban lob dijo...

Como siempre, Mariluz, leerte resulta un deleite, aparte que enriqueces nuestros conocimientos.

Un abrazo.

alinitaxula dijo...

jo que ilusión ver el libro de primaria ejejej madre mai que recuerdos