Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

domingo, 20 de noviembre de 2016

DIA 68 - "RODADAS MAÑANERAS"

Por Mariluz Barrera González (Publicado en el Novedades de Campeche)
Hace un año el Lupus me regaló un nuevo síntoma y empecé a sufrir crisis de angustia y ansiedad, incluye la sensación en el pecho de un infarto, dificultad para respirar y pensamientos de que algo pasará y morirás, los lugares cerrados disparan las crisis y por las noches puedes despertarte con ganas de salir corriendo por que posiblemente morirás. No hay causas físicas todo es emocional pero tu mente lo registra de otra manera y los malestares son reales.
En Campeche hay mucha gente con este padecimiento, incluyendo niños, como consecuencia de situaciones emocionales y estrés extremo. Mi reumatólogo me diagnóstico y como buen médico recetó un medicamento controlado y dijo que no me preocupara.
Al salir con la receta en mano y como buena psicóloga decidí no tomarlo pues podría crearme una adicción y pensé comprarme una bicicleta y salir a rodar al malecón pues sabía lo que estaba pasando en mi mente “era mi espíritu amurallado que gritaba desesperadamente y lo tenía que escuchar”.

El sol no puede darnos a los pacientes lúpicos así que eso no fue un impedimento, por las tardes y noches el trabajo me absorbe así que mis rodadas mañaneras iniciaron en abril del 2015 a las 5:00 am. La sensación de libertad en la bici es sublime, casi como volar, tu cuerpo se estimula de forma increíble y no se agota, ya antes había practicado varios deportes, pero la bici no se le compara a ninguno. Los amaneceres son por demás terapéuticos, física y mentalmente y son verdaderas obras de arte. Muchos dijeron que estaba loca, pero a esa hora hay gente madrugadora regalándose la esperanza de un nuevo día.
Las crisis desaparecieron y mi salud y condición mejoraron muchísimo y lo único que empañaba mi felicidad era la falta de conciencia de los usuarios del malecón. Sufrí varios accidentes por gente que invade carriles que no les corresponden, y el peor ocurrió en julio de ese año al intentar esquivar a una persona fracturándome una muñeca que me dejó fuera de acción todo un año.
La ciclovía no está bien construida, ya desde ahí estamos en riesgo, pero lo triste hoy que volví a salir después de un año fue toparme nuevamente con gente invadiendo carriles sin pensar en los demás y sin seguir las reglas provocando accidentes que como el mío traen consecuencias que pueden ser graves.

La actitud deportiva incluye no solo amar el deporte, es un estilo de vida que amplía nuestra conciencia y perfecciona nuestro ser no solo físicamente y nos convierte en mejores personas. Es la vida como una rodada mañanera, con amaneceres de esperanza que se empañan por que el respeto y la conciencia ciudadana desaparecen y no pensamos en las consecuencias de nuestras acciones.
Nos quejamos de la falta de valores y de que el mundo va de mal en peor, pero urge sentido común para leyes básicas como el respeto y la educación, es la ciclovía una analogía por donde podemos empezar y que puede ayudar a construirnos un mejor lugar.

Imágenes: Fotos de algunas de mis rodadas mañaneras.





No hay comentarios: