Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

miércoles, 6 de noviembre de 2013

DE COMO LA VIDA INTENTA CAMBIARNOS

Muchos de los niños y jóvenes que llegan a psicoterapia me conmueven enormemente, en mi experiencia observo una extrema confusión ante la incongruencia del mundo y por consiguiente de la famosa REALIDAD, todos nos quejamos de lo terrible que está la situación pero es increíble escuchar a los padres repetirme una y otra vez: “NO PU...EDO MANTENERLO EN UNA BURBUJA DE CRISTAL, TIENE QUE APRENDER A ADAPTARSE AL MUNDO REAL”, lo interesante es que aquello que los padres llaman burbuja de cristal, es lo que los niños y los jóvenes perciben como la auténtica realidad, un mundo de valores y congruencia, donde decir, pensar y actuar coinciden, y en donde la felicidad es una enorme posibilidad.
Entonces “¿que implica adaptarse a la realidad?”, para un niño pudiese ser: Tener padres que te dicen que lo mejor para todos será el divorcio, pero a partir de esa circunstancia las cosas empeoran, los pleitos crecen y los problemas de comunicación entre adultos parecen no terminar; en la escuela adaptarse a la realidad implicaría: aburrirse por que el mundo es aburrido, aceptar la injusticia y obedecer sin replicar, agredir a otros iguales para sobrevivir porque así son los niños.
Al final los niños y los jóvenes no entienden a que nos referimos cuando decimos que luchamos por un mundo mejor, si al final lo que hemos llamado “LA REALIDAD”, es lo que impera en nuestra existencia y a lo que tendremos que ADAPTARNOS para entonces no ser unos inadaptados.
Cuando cuestiono a los padres sobre lo que implica el ADAPTARNOS a lo que ellos llaman EL MUNDO REAL, les hago ver que muchos de sus hijos, son nobles, sensibles y con valores e ideales muy concretos, y que muy probablemente algunos de ellos terminen siendo entonces ante su postura unos INADAPTADOS porque su ser es más fuerte que la REALIDAD que nos han vendido y que es justo seres como ellos los que en verdad necesita el mundo si queremos mejorar.
Hace muchos años renuncié a un trabajo en una institución gubernamental porque amo ser psicóloga y para poder mantener mi trabajo y conservar mi sueldo necesitaba ADAPTARME AL SISTEMA y convertirme en una persona que definitivamente NO SOY, suena muy idealista y controvertido, pero lo interesante es plantearte opciones y posibilidades, porque siempre las hay, se que tomé el camino más duro y difícil, trabajar por tu cuenta y emprender un negocio y justo aquí en Campeche, es toda una odisea, pero si yo hubiese dejado que aquello que me convierte en quien soy se perdiera, definitivamente no estaría haciendo ni la milésima parte bien de todo lo que ahora he logrado, no tendría la esencia ni la postura para poder ayudar y acompañar a otros, sobre todo a los niños y a los jóvenes, que se resisten a que el mundo los cambie.
A veces llegan algunos niños a los que el mundo irremediablemente les ha impactado y por cuestión de supervivencia e influencia de sus familias en las que al final crecen han logrado ADAPTARSE, pero la amargura, la tristeza y los trastornos son su diario vivir y es justo por ello que terminan buscando ayuda.
No se si ADAPTARSE implique transformarse en quien no eres, para mi ADAPTARSE, implica tomar quien eres y a partir de eso construir algo que te sostenga y te rescate y que al final termina siendo lo que el mundo y sobre todo tu mismo realmente necesitas, la gente quiere un mundo mejor pero NO QUIERE MEJORAR, los padres quieren HIJOS MEJORES, pero se resisten A MEJORAR y desean entonces que sean sus hijos los que se conviertan en seres como lo somos la mayoría de los adultos, tristes, sin esperanzas, frustrados, sin valores, con doble moral, ADAPTANDOSE, TRANSFORMANDOSE a UNA REALIDAD que hemos construido y que nos arrastra tristemente a un final que confieso no me está gustando y del que yo en lo personal no quiero colaborar.
Mtra. Mariluz Barrera González.

No hay comentarios: